Opinión

El Ministerio del Tiempo: Lope de Vega, Torquemada y nada de Coca-Cola

ministe

No se sientan a desayunar con el cartón de leche bien visible. No hay andaluces haciendo de chacha ni chavalitos en la edad del pavo intentando vocalizar su texto. Es más, no hay niños haciendo travesuras. O más increíble todavía, no hay abueletes. ¡Demonios, no es posible! Recuerdo cuando hace unos años, “El barco” iba a ser un referente en la ficción nacional (yo así lo pensaba) pero a día de hoy yo solo la recuerdo por ser aquella serie en la que el mundo se había acabado, pero los personajes bebían Coca-Cola en todos los capítulos. Coca-Cola. Ahí, bien visible. En el puñetero fin del mundo, a bordo de un barco, con escasez de provisiones. Pero cuidado, la Coca-Cola no falta.

Y da igual que sea Coca-Cola o Pepsi. La marca es lo de menos. Lo que cuenta es la credibilidad. Porque yo me creo que en el Ministerio usen Moviles, Skype y lo que haga falta desde cualquier época porque, joder, hablamos de puertas en el tiempo. De gente de diversas épocas cruzando de allá para acá para que la historia que conocemos siga su curso.

ministe02

Ficciones buenas en nuestro país las hay y las ha habido. Malas y muy malas tambien. Pero es que llega “El ministerio del tiempo” y decide mirar a la cara los complejos de las series actuales y decirles que no pasa nada, que se asumen y se tira “pa’ lante”. Que si eres valiente y tienes un buena idea, ¿Por qué no va a cuajar? Que agradar a todo tipo de audiencia es la peor idea para alguien que se considere creativo. Que las viejas formulas por supuesto siguen valiendo, pero que las nuevas son territorio para explorar porque tenemos grandes Indiana Jones. Y ojo, sin perder la identidad nacional. Que no tenemos que hacer “Regreso al futuro” metiendo a jovencitos, niños, abuelos y pareja bien parecida de entre 35-40 años. Que no, de verdad, que ya no hace falta.

Imagina que hace unos años, le proponen a un productor de TV una serie donde un soldado de los tercios de Flandes rescata en una moto al padre de Torquemada antes de que los pille un bucle temporal. ¿Qué cara habría puesto?

Señoras y Señores, la ficción de este país se hace adulta sin perder el espíritu inquieto y divertido de un niño. Eso es por capitulos como el de Lope de Vega, como el del primer Crossover patrio… Y los ejemplos que este Ministerio aún tiene que enseñarnos.

Tomar al espectador por una persona inteligente, divertida e inquieta, tambien tiene su premio. Y los hermanos Olivares han tratado al público de manera exquisita con estos guiones. Y sin necesidad de Coca-Cola.

Por @vicentecabeza

Anuncios

4 respuestas a Opinión

  1. contraesquina dijo:

    Vaya spoiler amigo…

    Le gusta a 1 persona

  2. Pingback: Opinión | juanchoib

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s